astigmatismo

Todo sobre el astigmatismo

Cuando hablamos de defectos refractivos, el astigmatismo  es uno de los más comunes, presentándose a cualquier edad. Se debe a una alteración en la curvatura de la córnea que provoca un error en la refracción del ojo, originando la visión borrosa de las imágenes. Se ven afectadas tanto la visión de cerca como la de lejos, suponiendo una patología mucho más recurrente que la miopía en la que solo se ve afectada la visión a distancias lejanas. En Clínica de Oftalmología Dr Cintrano te contamos las claves sobre este defecto.

Causas del astigmatismo

Se desconoce el origen real de esta afección, pero generalmente se manifiesta como congénita, pudiendo aparecer desde el nacimiento. También es posible adquirirlo a través de otros procedimientos que modifiquen la curvatura de la córnea como intervenciones quirúrgicas y transtornos o enfermedades. Existen dos tipos de astigmatismo: el corneal, cuando es la córnea la que se distorsiona y lenticular, cuando es el cristalino o la lente la que se distorsiona.

Síntomas del astigmatismo

Los principales síntomas de esta afección se relacionan con una vista borrosa de los objetos que se perciben, no distinguiendo bien los detalles y con independencia de si el punto de enfoque se sitúa cerca o lejos.  El paciente también puede experimentar enrojecimiento visual, excesiva sensibilidad a la luz o, incluso, visión duplicada. Cuando este defecto refractivo aparece asociado a otros como la miopía o la hipermetropía es más común la aparición de fatiga visual, picor, enrojecimiento de la zona ocular, mareos y dolores de cabeza.

Diagnóstico del astigmatismo

Para conseguir un buen diagnóstico de este defecto refractivo, es necesario realizar un exhaustivo examen oftalmológico.  Principalmente, se efectuará un test de agudeza visual para observar la capacidad del paciente. Después, utilizaremos un aparato llamado refractómetro que ayuda a medir la refracción del ojo. La prueba consiste en observar si los rayos de luz captados por el globo ocular no confluyen en un mismo punto, sino que conforman dos imágenes denominadas líneas focales. De esta manera podremos delimitar si el astigmatismo que sufre el paciente es congénito o se debe a otras circunstancias como ser producto de una intervención, traumatismos o enfermedades. No obstante, se pueden emplear otras técnicas para observar si se padece de astigmatismo.

  • Retinoscopia: Permite observar la refracción del ojo para ver si esta se produce de manera correcta o no.
  • Queratometría: Con este método, se evalúan los parámetros de visión de la córnea como el radio de su curvatura, permitiendo identificar el astigmatismo.
  • Topografía: Simula una córnea en relieve, permitiéndonos analizar la curvatura de la misma para ver si sufre de astigmatismo.

¿Cómo debemos tratar el astigmatismo?

Existen varios procedimientos para combatir el astigmatismo, impidiendo su avance o eliminándolo casi de manera permanente.

  • Gafas y lentes de contacto: Se trata del método más utilizado para controlar el astigmatismo e impedir su avance.  Tienen como objetivo hacer coincidir las dos líneas focales, originadas erróneamente por la refracción en un solo punto. Para ello, las lentes deberán ser cilíndricas. En el caso de que el astigmatismo vaya asociado a otros defectos como la miopía o la hipermetropía, se añadirá otra cóncava o convexa.
  • Lentes intraoculares: A través de una intervención en la que se realiza una apertura, se colocan lentes dentro del ojo. Permite corregir defectos refractivos de hasta 20 dioptrías.
  • Láser Lasik: La intervención láser es una manera de eliminar el astigmatismo. En ella, se corrige la curvatura de la córnea para que pueda volver a su estado original.

En Clínica de Oftalmología Dr Cintrano somos expertos en medicina ocular

Si tienes más dudas sobre el astigmatismo y otros defectos refractivos, no dudes  en contactarnos. Contamos con un equipo de profesionales de primer nivel que sabrán asesorarte sobre el tratamiento que mejor se adapte a tus características. No lo pienses más. Te esperamos.

proteger tus ojos