oftalmólogo infantil revisión 3

¿Por qué llevar a tu hijo al oftalmólogo infantil antes de verano?

El verano se acerca, pero no dejes que eso te impida pedir cita con el oftalmólogo infantil. Una revisión apenas te robará tiempo y es importante que tu hijo empiece las vacaciones de la mejor forma posible. No te lo pienses ni un minuto más. Pide cita con tu oftalmólogo infantil y podrás prevenir más de un problema. Si tu hijo tiene menos de 16 años, puede sufrir:

  • Estrabismo
  • Dolores de cabeza
  • Picor y escozor
  • Lagrimeo
  • Ojos rojos

Ventajas de ir a un oftalmólogo infantil antes de verano

Llevar a tu hijo a una revisión oftalmológica antes de acabar el curso, es un acierto pero ¿por qué? Simplemente porque es el mejor momento para ver si tiene algún problema de refracción u otro, de cara a los últimos días de clase, ya que facilitará su aprendizaje final y le permitirá obtener los mejores resultados finales. Además, podrá disfrutar de las vacaciones.

Por otra parte, esta visita al oftalmólogo infantil predispone al niño, en el caso de que deba ponerse gafas, a mentalizarse del problema y de su nuevo estilo de vida. Tendrá todas las vacaciones para acostumbrarse a la nueva situación.

oftalmólogo infantil revisión 2Por último, cabe mencionar las diferentes enfermedades oculares que se pueden detectar a tiempo, aportándole una solución de cara al futuro:

  • Estrabismo infantil. Es un defecto ocular donde los niños sufren una pérdida de paralelismo de los ojos (cada uno de ellos mira en una dirección diferente).
  • Ojo vago en niños. Se produce una pérdida parcial de la visión que no puede ser corregida con lentes. El ojo pierde estimulación, deja de trabajar y se pierde la capacidad.
  • Astigmatismo infantil. Este defecto hace que perciba las cosas en tu campo de visión deformadas, tanto de lejos como de cerca. Suele estar asociado a la miopía o a la hipermetropía. Es difícil de identificar en niños, por eso son importantes las revisiones periódicas.oftalmólogo infantil revisión
  • Hipermetropía infantil. Hace que tengas una percepción borrosa de los objetos cercanos. Este defecto suele generar dolores persistentes de cabeza u ojos, lagrimeo o el pestañeo frecuente.
  • Miopía. Este trastorno de la vista es muy frecuente entre la población. Provoca que el niño no sea capaz de ver los objetos lejanos con nitidez. La miopía se mide en dioptrías, y hay tres niveles: se considera que menos de tres es baja, hasta seis es media y más de seis es elevada.

Tu oftalmólogo infantil puede ayudarte a reconocer estos problemas. Es fundamental la detección precoz. En nuestros primeros años de vida, el sistema visual se va desarrollando poco a poco, por lo que puede ser que las anomalías vayan apareciendo a medida que se van cumpliendo años.

Visita Cintrano, tu oftalmólogo infantil, y evita problemas en la vista de tu hijo

Una revisión a tiempo de tu oftalmólogo infantil puede evitar que le queden a tu hijo secuelas irreversibles para el resto de su vida. Todos estos problemas tienen solución, pero solo podrás llegar a ella mediante una visita al oftalmólogo infantil. Como oftalmólogo infantil tu hijo tendrá el tratamiento más apropiado.

proteger tus ojos