Expertos en oftalmología / Calle Gaztambide, 46 Madrid    Clinica Oftalmología Madrid Cintrano    Clinica Oftalmología Madrid Cintrano    Clinica Oftalmología Madrid Cintrano
Teléfonos: 915 435 169 / 915 446 106
Horario de atención: L-J: 9:00-13:30 y 16:00-20:00 V: 9:00-13:30

Astigmatismo infantil

Oftalmología Infantil > Astigmatismo infantil


Astigmatismo

Una persona con astigmatismo percibe una visión deformada de las cosas, tanto de lejos como de cerca. Suele estar asociado a la miopía o a la hipermetropía.

Cuando hablamos de astigmatismo para niños es un poco más difícil de identificar. A continuación te damos un par de claves para que lo localices a tiempo.

tratamientos astigmatismo para niños

¿Cuándo es recomendable la primera revisión de la vista de nuestros hijos?

Durante los primeros años de vida, el sistema visual va desarrollándose de una forma constante. Las imágenes se irán percibiendo de una forma cada vez más nítidas… al menos en los ojos que sí están sanos.

Detectar los problemas visuales de los niños es muy importante, ya que sólo así se puede garantizar el buen crecimiento del sistema visual y evitar defectos refractivos como el astigmatismo.

El mayor problema es que ellos mismos no saben identificar si su visión es la correcta, así que tendrás que prestar atención a algunos signos.

¿Cómo saber si los niños tienen astigmatismo?
  • Entorna o cierra los párpados cuando para enfocar
  • Después de un rato leyendo, notas cómo aparta la vista con cierta frecuencia
  • Se acerca demasiado al papel, del libro o del ordenador para leer algo
  • Se aleja demasiado para leer
  • Suele tener los ojos enrojecidos. O notas cómo los tiene siempre llorosos o lagrimando
  • En consecuencia de lo anterior, se frota mucho los ojos
  • Se queja de que los ojos le molestan cuando hay sol o mucha luz
  • Sus ojos no acaban de adaptarse a la oscuridad
  • Cuando tiene que leer un texto, gira la cabeza o la mueve para ver mejor
  • Tiene constantes dolores de cabeza y no sabes de dónde vienen

Si notas que estos signos se repiten en el tiempo debes acudir cuanto antes al oftalmólogo. El astigmatismo, es un defecto refractivo que puede controlarse, por lo que mejor tener identificado el problema cuanto antes.

¿Hay otros signos de alarma que deba tener en cuenta?

Sí, hay algunas ocasiones en las que la visita al oftalmólogo debe estar planificada desde los primeros días de vida del niño. Se trata de casos especialmente significativos en los que podemos conseguir grandes progresos.

  • Si se han producido problemas durante el embarazo o el parto, como por ejemplo, algunas infecciones que puede contraer la madre. La toxoplasmosis puede causar una inflamación de la retina y otras estructuras del ojo del recién nacido.
  • La visita al oftalmólogo es obligada en caso de un parto prematuro.
  • Si la mamá o el papá han tenido problemas de visión, ya sean comunes, como la miopía, o congénitos y hereditarios, como el glaucoma.
  • Cuando los ojos del bebé lagrimean continuamente. Puede deberse a un estrechamiento del canal lagrimal, un problema bastante frecuente en niños.
  • Si observamos desviación en algunos de los ojos del recién nacido o la caída de uno de los párpados.
**Consejos para disfrutar de una buena salud visual**
  • Al estudiar: Si la habitación dispone de ventana es aconsejable situar la mesa de estudio frente a ella para que la vista pueda relajarse y mirar a lo lejos de vez en cuando. Es preferible la iluminación natural. Si estamos obligados a utilizar luz artificial debemos evitar las sombras que se proyecten sobre el libro de estudio.
  • Viendo la televisión: Es muy importante guardar una distancia prudencial entre los ojos y la pantalla.
  • El ordenador: Frente a un ordenador es aconsejable llevar a cabo frecuentes descansos, para que la vista no acuse excesivamente el esfuerzo.
  • En la piscina: El cloro de las piscinas es un irritante que altera nuestros ojos, debemos evitar el contacto directo de los ojos de nuestros hijos con el agua de las piscinas utilizando unas gafas de natación adecuadas.
  • El sol: No mire al sol directamente de manera fija y continuada. No existe ningún inconveniente en que nuestros hijos protejan sus ojos con gafas de sol homologadas.