glaucoma

Glaucoma: una enfermedad que “entra” sin llamar a la puerta

El 12 de marzo se celebra el “Día Mundial del Glaucoma”. Desde la clínica oftalmológica del Dr. Cintrano te hablamos sobre esta enfermedad ocular progresiva para que puedas conocerla de una forma un poco más a fondo.

Lo primero, ¿qué es? El glaucoma es una enfermedad ocular progresiva, por lo que es muy importante incidir en su prevención, ya que como señaló el Centro de Noticias de las Naciones Unidas, “Si bien la enfermedad es incurable, un 90% de la ceguera que provoca el glaucoma podría evitarse mediante la detección temprana y el tratamiento”. Por esta razón, es importante que realicemos revisiones anuales en una clínica oftalmológica de confianza como la del Dr Cintrano, sobre todo si hemos superado los 40-50 años de edad.

Además, debemos hacerlo independientemente de que no apreciemos ningún motivo para ello, ya que el glaucoma es una enfermedad asintomática en su fase inicial, ¡pero su detección a tiempo puede reducir significativamente sus consecuencias!

Y es que es importante detectarla ya que según Organización Mundial de la Salud (OMS): “El glaucoma es la segunda causa común de ceguera”. Pero…

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma se produce por un aumento de la presión intraocular por falta de drenaje del líquido acuoso que provoca la pérdida progresiva de las fibras nerviosas del nervio óptico. Con el tiempo, el campo visual va disminuyendo y si no se trata a tiempo, se puede perder la visión completamente. No obstante, aunque uno de los principales factores para que se desarrolle el glaucoma es la presión intraocular alta, no existe una asociación exacta ya que ciertas personas pueden desarrollar la enfermedad con niveles normales de presión intraocular.

¿Quién puede padecerlo?

Aunque todos somos susceptibles de desarrollar esta patología, es cierto que podemos establecer lo que denominamos un “grupo de riesgo”, es decir, aquellas personas con más probabilidades de sufrirla. Éstas son:

  • Personas con la presión intraocular alta
  • Personas a partir de 40 años de edad
  • padecer diabetes
  • sufrir hipertensión arterial
  • tener problemas cardiovasculares
  • antecedentes familiares de primer grado
  • raza negra o asiática
  • personas que padecen una alta miopía

Cómo combatir el glaucoma

La forma de tratarlo abarca desde fármacos como colirios, y tratamientos láser, con la intención de rebajar la presión intraocular, hasta la cirugía: la cirugía del glaucoma se realiza como recurso posterior cuando los medicamentos y el láser no han dado todo el resultado que se esperaba.

Sin embargo, la visión que se pierde no puede recuperarse, pero sí frenarse.

Desde vuestra la clínica oftalmológica del Dr Cintrano, queremos darte un último consejo y es que a partir de ahora incorporéis, al menos, una revisión anual de la vista para prevenir este tipo de enfermedades.