¿En qué consiste realmente la fatiga visual y qué puede provocar?

La fatiga visual es uno de los síntomas más extendidos en la actualidad y ello se lo debemos, en gran parte, a la cantidad de horas que pasamos delante del ordenador.  Las personas que precisan de estas herramientas durante su trabajo son más propensas a sufrirla, ya que hacen un sobreesfuerzo superior durante este tiempo.  Pero, ¿en qué consiste realmente y qué consecuencias puede llegar a tener? Presta atención. Desde Clínica Oftalmológica Madrid resolvemos tus dudas.

¿Qué provoca la fatiga visual?

El motivo por el que se tiende a desarrollar este molesto síntoma es por un esfuerzo acomodativo continuado en el tiempo. Ocurre cuando leemos un libro, miramos la pantalla del ordenador o realizamos una actividad con una iluminación inadecuada. Para poder enfocar los objetos que se encuentran a una corta distancia, este reflejo es posible gracias a los cambios de forma del cristalino  provocados, entre otros, por el músculo ciliar, que se encuentra adherido a la lente.  El problema viene cuando el esfuerzo es mayor y nuestros ojos se resienten, comenzando a notar molestias.

¿Qué síntomas se asocian a la fatiga visual?

Los síntomas que generalmente se asocian a la fatiga visual son:

1) Molestias oculares: Hablamos de picor, escozor, dolor o sequedad.clínica oftalmológica Madrid prevenir fatiga visual

2) Dolores de cabeza: Dolores frontales que se irradian a la parte posterior de la cabeza.

3) Enrojecimiento de los ojos: Es habitual encontrar irritación dentro del globo ocular y, por tanto, enrojecimiento.

4) Lagrimeo: Cuando los ojos se encuentran cansados, pueden producir una mayor cantidad de lágrimas afín de hidratarse.

5) Visión borrosa y dificultad para enfocar.

¿Se puede prevenir?

Tal y como te comentábamos más arriba, la fatiga visual no es una enfermedad propiamente dicha, sino más bien un síntoma que se asocia a un sobreesfuerzo por parte de nuestros ojos.  Si limitamos las situaciones en las que lo sufrimos, la fatiga visual puede verse reducida de manera considerable. ¿Cómo?

1) Contar con la luz adecuada para el desarrollo de la actividad tanto si queremos leer un libro,  trabajar con el ordenador o mirar la televisión. De esta forma, tus ojos no tendrán que realizar un mayor esfuerzo por adaptarse a la situación.

2) Cuando empieces a manifestar los síntomas propios de la fatiga visual como escozor, picor o lagrimeo, realiza algún parón de unos cuantos minutos y centra tu mirada en algún objeto lejano que te permita relajar la vista.

3) Intenta que la pantalla de tu tablet o móvil no tenga reflejos. Esto podría suponer un sobreesfuerzo para tus ojos.

¿Por qué la fatiga visual no es lo mismo que la vista cansada?

Aunque su nombre y síntomas característicos puedan ser parecidos, las causas por las que se producen son diferentes.

– La fatiga visual es consecuencia del sobreesfuerzo de nuestros ojos. Concretamente del músculo ciliar que permite cambiar de forma al cristalino.

– La vista cansada es un defecto refractivo que se produce por el paso de los años. El cristalino pierde elasticidad y, por ende, su capacidad de cambiar de forma. Si quieres corregirlo puedes optar por un tratamiento conservador mediante lentes o una intervención ocular. En Clínica Oftalmológica Madrid contamos con los mejores expertos en cirugía refractiva.

En Clínica Oftalmológica Cintrano somos expertos en medicina ocular

Si tienes más dudas sobre la fatiga visual o alguna patología ocular, no dudes en contactarnos. Contamos con un equipo de profesionales de primer nivel que estará encantado de atenderte. No dejes tus ojos en manos de cualquiera. Confía en los mejores. Ven a Clínica Cintrano. No te arrepentirás.

proteger tus ojos