clínica oftalmología infantil 10 gestos para saber si tu hijo es miope

10 gestos que te harán saber si tu hijo es miope

El gran esfuerzo visual al que estamos sometidos diariamente –pantallas de teléfonos, lectura a distancias cortas…- pone a nuestra vista en un peligro constante. Esto se traduce en que casi la mitad de los jóvenes de Europa desarrolla miopía durante la adolescencia, una de las afecciones visuales más comunes en todo el mundo.

Sin embargo, no hay que rondar la pubertad para empezar a tratar correctamente la miopía. En muchas ocasiones, ésta aparece durante los primeros años de vida, y detectarla resulta fundamental para poder procurar una estabilidad ocular en el medio y largo plazo.

A menudo, detectar un principio de miopía en niños es complejo, en tanto en cuanto no son conscientes de la aparición de los primeros síntomas que determinan una baja agudeza visual. Es por ello que conviene estar pendientes, tanto padres como profesores, y actuar en el momento en el que se detecte algún gesto que determine un principio de defecto refractivo, para evitar fracaso escolar y complicaciones posteriores.

¿Sabes qué gestos te harán saber si tu hijo es miope? En Clínica de Oftalmología Infantil Doctor Cintrano te damos las claves. ¡Sigue leyendo!

¿En qué debo fijarme para saber si mi hijo tiene miopía?

Lo más frecuente es que tus hijos no sean conscientes de que no ven de forma nítida. En muchas ocasiones, detectar los síntomas a tiempo puede evitar que la miopía aumente en un futuro:

  • Achina los ojos y fuerza los gestos.

Los miopes a menudo entrecierran los ojos para procurar ver mejor. Si tu hijo achina los ojos con frecuencia, es posible que deba someterse a una revisión oftalmológica.

  • No reconoce objetos lejanos.

Este es uno de los síntomas más claros. Es posible que tu hijo titubee a la hora de reconocer rostros u objetos a media y larga distancia. En este caso, lo más probable es que sea miope.

  • Parpadea muy fuerte.

Un parpadeo continuo es señal de que tu hijo no se siente cómodo, pudiendo significar una baja agudeza visual.

  • Tiende  a taparse un ojo.clínica oftalmología infantil gestos para reconocer a un niño miope

A menudo, los defectos refractivos son más severos en uno de los dos ojos. Si tu hijo se tapa uno de ellos para realizar cualquier tipo de actividad, es posible que padezca de miopía en ambos, pero esté intentando compensar la falta de visión de uno de los dos.

  • Se frota los ojos con demasiada frecuencia.

Si se frota los ojos de forma habitual o los guiña casi de continuo, es señal de que algo ocurre y sería conveniente llevarlo a revisión.

  • Tiene problemas escolares.

En la mayoría de ocasiones, el niño afectado de miopía no es consciente de que la padece, por lo que no puede advertir a sus progenitores. A menudo esta falta de agudeza visual se manifiesta en un bajo rendimiento en el colegio o en una mayor dificultad para relacionarse con su entorno.

  • Presenta problemas de lectura.

Leer con agilidad es una tarea que, con frecuencia, las personas miopes no pueden realizar con facilidad.  Si a tu hijo no le interesa ningún tipo de lectura, se siente cansado después de hacer los deberes o se confunde de líneas cuando lo hace en voz alta, lo más probable es que tenga algún defecto refractivo que necesita ser corregido.

  • Sufre dolores de cabeza habituales.

Es posible que tu hijo se queje de cefaleas si tiene que forzar la vista habitualmente. Observa cuándo se producen y acude a una clínica oftalmología infantil si fuera necesario.  

  • Se acerca demasiado a algunos objetos.

Las personas miopes tienen dificultad para ver objetos lejanos, por lo que si tu hijo se acerca en exceso al televisor, al libro de lectura o a sus juguetes, lo más probable es que no goce de una destreza visual completa.

  • Si tiene principio de  ojo vago.

Éste es uno de los síntomas que se puede percibir más fácilmente. El ojo vago consiste en una baja visión de uno de los ojos por una falta de uso durante el periodo de desarrollo visual y diagnosticarlo de forma precoz es fundamental para poder tratarlo de forma exitosa.

¿A qué edad puedo llevar a mi hijo a una clínica oftalmología infantil?

Si bien es cierto que es difícil determinar el momento exacto en el que se debe llevar por primera vez a un niño a una clínica de oftalmología infantil, nunca es demasiado pronto para realizar una primera revisión.

Todos los niños deben ser examinados antes de la etapa escolar, y en Clínica Oftalmológica Doctor Cintrano te lo ponemos todo un poco más fácil.

Llámanos ahora si tienes cualquier duda y nuestros expertos te atenderán de forma personalizada. ¡Te esperamos!

proteger tus ojos