post operatorio cirugia

Cirugía refractiva ¿qué ventajas ofrece?

En la Clínica Cintrano nos hemos propuesto que este verano recuperes tu visión y vuelvas a ver como antes ¡por mucho menos de lo que imaginas! Pero ¿cómo es posible? La respuesta nos la da la cirugía refractiva, una técnica innovadora que actúa directamente sobre la córnea a través del láser.

Es una técnica muy segura que te asegura recuperar la visión de una forma efectiva sin necesidad de sufrir un postoperatorio complicado.

Cómo es la intervención de la cirugía refractiva:

Aunque suene difícil de creer, recuperar la vista solo llevará unos minutos y casi podrás hacer una vida normal a las pocas horas de salir de la clínica.

Además, no notarás dolor puesto que lo primero que se hace es anestesiar el ojo con unas gotas. Después se usará un láser intraocular para eliminar el cristalino.

El último paso es la implantación de una lente que habremos preparado previamente y que servirá para corregir tus problemas visuales.

Este tipo de lentes se denomina multifocal. Gracias al avance de la tecnología y la ciencia, el diseño de estas lentes sirve tanto para corregir problemas de visión de cerca y de lejos. Es por ello que podemos tratar más de un problema en la misma intervención.

¿Puede haber complicaciones en la cirugía refractiva?

El proceso que se lleva a cabo para tratar los problemas de visión con la cirugía refractiva es muy seguro y apenas hay riesgos.

De hecho, la intervención no suele requerir ni siquiera el ingreso en el hospital ya que bastan unos pocos minutos para llevarla a cabo. Lo que sí será necesario es pasar un par de horas para recuperar la visión completamente en la clínica.

De esta forma dejamos al ojo descansar para no forzarlo y que no aparezcan signos de estrés o complicaciones menores que puedan repercutir a la operación.

¿Cómo va a ser el post-operatorio?

Al ser una cirugía láser en la que el ojo ha sido anestesiado, ni se siente dolor ni se producirán cicatrices en el ojo. Pero si notas algún síntoma molesto o no acabas de ver del todo, siempre puedes acudir a la clínica y que comprobemos que la intervención se ha realizado correctamente. En caso de que haya algún fallo, es perfectamente ajustable con una técnica láser.

Hay un cuidado muy importante que debes tener en cuenta tanto antes como después de llevar a cabo la intervención. Trata de evitar tocarte mucho los ojos y frotártelos ya que podrían entrar sustancias perjudiciales y que pueden provocar alguna inflamación o infección puntual.

Además, puede que durante los primeros días después de la operación debas usar gafas de sol para protegerte de las pequeñas partículas que pueden entrar en los ojos.

En cualquier caso, tras la intervención, tu oftalmólogo te explicará si debes aplicarte algún medicamento o llevar a cabo un tratamiento para evitar problemas. No suele ir más allá de echarte unas gotas en el ojo durante un par de días para eliminar cualquier impureza que se haya podido quedar.

¿Preparado para volver a ver la vida sin depender de gafas o lentillas? Pues aprovecha la oferta que te proponemos en Cintrano y redescubre el mundo que te rodea.